February 1, 2017

 

ENTRENAMIENTO PARA EL MUNDO

La intención de Dios nunca fue que los dones del Espíritu estuvieran limitados a los cuatro muros de la Iglesia. Pero ¿qué tan fácil es para nosotros sacar lo milagroso de los límites de nuestras comunidades cristianas? ¡La mayoría de los milagros en la Biblia ocurrieron fuera de los templos, sucedieron en los escarpados campos del mundo exterior! Afortunadamente, está ocurriendo una gran transición en el Reino: estamos pasando del ‘ministerio a los santos’ al ‘ministerio de los santos’.

La iglesia es el lugar al que vamos a equiparnos, y es un gran lugar para practicar bajo la guía de instructores experimentados y desarrollar nuestros dones. Pero es importante equipar, desarrollar y entrenar teniendo en mente llevarlo afuera. La iglesia debe ser un lugar seguro para practicar y crecer en los dones del Espíritu Santo, pero si entrenamos solo para la Iglesia seremos completamente ineficaces entre los perdidos en la oscuridad.

¿Has aprendido a llevar el poder y la autoridad de Dios al mundo? Si los creyentes nos convertimos en combativos en lugar de confrontar honorablemente, reduciremos nuestra influencia al pequeño estanque de la iglesia y nos haremos impotentes en el océano de la humanidad. Debemos llevar la autoridad de Dios a la vida de las personas y a naciones a través de la invitación, no por intrusión o invasión.

 

MI ORACIÓN POR TI

A pesar de que estamos llamados a ser combativos al tratar con los poderes de la oscuridad, debemos enfrentarnos honorablemente con la gente, demostrando los beneficios y recompensas de un Reino superior. Mi oración por ustedes es que encuentren el equilibrio y se aproximen al mundo con carácter, demostrando los siguientes atributos. Ruego para que tú:

  1. Seas humilde, pero no inofensivo.
  2. Seas honorable, pero no servil.
  3. Seas audaz, pero no descarado.
  4. Seas paciente, pero no pasivo.
  5. Seas poderoso, pero no controlador.
  6. Seas alentador, pero no aduladorr.
  7. Seas gentil, pero no tímido.
  8. Seas confiado, pero no engreído.
  9. Seas firme, pero no terco.
  10. Seas discernidor, pero no suspicaz.
  11. Seas capaz de confrontar, pero no combativo.
  12. Seas arriesgado, pero sabio.
  13. Seas dadivoso, pero capaz de recibir.
  14. Seas transparente, pero capaz de mantener un secreto (y por lo tanto digno de confianza).
  15. Seas sumiso a los hombres, pero siguiendo a Dios.

Señor, ayúdanos a seguir Tu ejemplo en amar al mundo bien. Enséñanos a ser tan feroces como un león y tan gentiles como un cordero, siempre apoyados en ti y en tu voz. ¡Guíanos a los lugares que quieres que vayamos, y danos poder y sabiduría para que podamos ser efectivos en traer tu Reino a la tierra!

Topics: InspiraciónLiderazgoSin categorizar


¡

comments