August 24, 2016

De acuerdo con Mateo, los falsos profetas tienen ciertas características.

(Mateo 7: 15-27 NTV) »Ten cuidado de los falsos profetas que vienen disfrazados de ovejas inofensivas pero en realidad son lobos feroces. Puedes identificarlos por su fruto, es decir, por la manera en que se comportan. ¿Acaso puedes recoger uvas de los espinos o higos de los cardos? Un buen árbol produce frutos buenos y un árbol malo produce frutos malos. Un buen árbol no puede producir frutos malos y un árbol malo no puede producir frutos buenos. Por lo tanto, todo árbol que no produce frutos buenos se corta y se arroja al fuego. Así es, de la misma manera que puedes identificar un árbol por su fruto, puedes identificar a la gente por sus acciones.

» No todo el que me llama: “¡Señor, Señor!” entrará en el reino del cielo. Sólo entrarán aquellos que verdaderamente hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. El día del juicio, muchos me dirán: “¡Señor, Señor! Profetizamos en tu nombre, expulsamos demonios en tu nombre e hicimos muchos milagros en tu nombre”. Pero yo les responderé: “Nunca los conocí. Aléjense de mí, ustedes, que violan las leyes de Dios”.

» Todo el que escucha mi enseñanza y la sigue es sabio, como la persona que construye su casa sobre una roca sólida. Aunque llueva a cántaros y suban las aguas de la inundación y los vientos golpeen contra esa casa, no se vendrá abajo porque está construida sobre un lecho de roca. Sin embargo, el que oye mi enseñanza y no la obedece es un necio, como la persona que construye su casa sobre la arena. Cuando vengan las lluvias y lleguen las inundaciones y los vientos golpeen contra esa casa, se derrumbará con un gran estruendo».

 

A continuación, se detallan los hilos comunes que entretejen la vida del tipo de falso profeta descrito en Mateo capítulo 7.

1. LOS FALSOS PROFETAS PARECEN BUENOS, COMO OVEJAS, PERO EN REALIDAD SON LOBOS.

Ellos son el enemigo de las ovejas. El mal fruto que conciben no es un don falso, sino más bien un corazón malo. Recuerda, estas personas van a decirle a Jesús: “¿No profetizamos en Tu nombre y echamos fuera demonios en Tu nombre?” Pero Él les dirá, “Jamás los conocí”. Él los llama “sin ley”. Es interesante cómo Jesús define la “ilegalidad” en Mateo capítulo 7 en la descripción de los dos tipos de hombres que construyen una casa. Él considera al que oyó sus palabras, pero no las puso en práctica, como un violador de la ley. Nótese también que el Señor relaciona conocerlo a Él con conocer su Palabra. La incapacidad para enseñar o instruir a un falso profeta es el fruto de la ilegalidad. No importa si estas personas son capaces de hacer señales, maravillas y milagros; su verdadero fruto se revela en si conocen y obedecen a Dios o no.

(Juan 14:15) Si me aman, obedezcan mis mandamientos.

2. LOS FALSOS PROFETAS TIENEN SU SISTEMA DE CREENCIAS FUNDADO EN UNAS CUANTAS ESCRITURAS DISPERSAS (ARENA) Y NO EN EL CONSEJO COMPLETO DE DIOS (LA ROCA).

Los falsos profetas toman ciertas Escrituras fuera de contexto para apoyar su propia agenda. Ellos encuentran Escrituras, sacan de ellas unas historias o ideas y crean una nueva doctrina.

3. LOS FALSOS PROFETAS TIENEN PODER.

Por desgracia, su objetivo es utilizar su influencia para llevar a la gente hacia sí mismos, en lugar de a Cristo. Un falso profeta hace de sí mismo la respuesta en lugar de Dios. En lugar de enseñar al Cuerpo de Cristo cómo escuchar a Dios por sí mismos, los falsos profetas piensan que son la línea directa entre las personas y Dios. A veces, esta perspectiva es el resultado de la inmadurez y / o una mala interpretación de lo que realmente es el ministerio profético. Sin embargo, si exhiben los otros signos que hemos estado revisando, e intencionalmente presentan sus voces proféticas como la forma exclusiva para conocer de Dios, están pisando un terreno peligroso. Algunas personas tienen un deseo por sentirse necesitados tan grande que guían a las personas hacia sí mismos a través de sus ministerios en lugar de llevarlos a Cristo.

(Mateo 24:24) Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Es importante ser conscientes de esta realidad, ya que es fácil asumir que las señales, las maravillas y las demostraciones de poder confirman y validan a ciertas personas como auténticos profetas.

Para más información sobre este tema, echa un vistazo a mi libro Basic Training for the Profetic Ministry (Formación Básica para el Ministerio Profético).

Si desea suscribirse a mi boletín de noticias, regístrese aquí.

¿Alguna vez ha estado bajo la influencia de un falso profeta? Cuéntamelo en los comentarios a continuación.

Topics: ProféticoSin categorizar


¡

comments