5 CLAVES PARA ENSEÑAR A TUS HIJOS SOBRE SEXO - Kris Vallotton

May 17, 2017

Hay mucha vergüenza rodeando al tema de sexo en la cultura en la que vivimos hoy. Los medios pintan un cuadro pervertido de lo que el sexo se supone que debería ser, mientras que la iglesia raramente dice una palabra. Eso es hasta que tenemos, el susurro callado de una “charla”, una vez en la vida, con nuestros hijos llena de incomodidad que posiblemente les deja perturbados y asustados. Pero lo que estamos omitiendo es que ¡el sexo es la idea de Dios! ¡Él no está asustado, avergonzado o escondiéndose del mismo! Cuando Dios dijo: “Reprodúzcanse (fructifíquense) y multiplíquense”, estaba dándonos un impulso sexual. Es hora de que la iglesia hable acerca del corazón de Dios sobre el sexo y desarrolle una cultura sexual saludable, rompiendo la cultura de vergüenza que se ha estado desarrollando por años. Aquí hay algunas claves prácticas para enseñar a tus hijos sobre el sexo:

  1. Celebra la sexualidad. Es la idea de Dios y habla de ello en la Biblia. Él no está nervioso sobre el sexo y lo hizo para fuera hermoso y deseable. En Proverbios 5:18-19 dice “¡Bendita sea tu fuente! ¡Goza con la esposa de tu juventud! Es una gacela amorosa, es una cervatilla encantadora. ¡Que sus pechos te satisfagan siempre! ¡Que su amor te cautive todo el tiempo!” Esto está en el libro de Proverbios –¡el libro de la Biblia conocido por impartir sabiduría! ¿No es hermoso el corazón de Dios por el sexo? El sexo es algo que debiera celebrarse, no esconderse.
  2. Enséñales el poder del sacrificio. La meta de una cultura sexual saludable no es el deshacerse del deseo sexual, sino gestionar el apetito por el sexo. Debemos parar de utilizar la vergüenza para hacer esto. Enseña a tus hijos que el decir no a la tentación ahora, significa decir sí a un futuro mejor. El valor de su virginidad está en la batalla que les ha llevado el guardarla. Les da algo valioso por lo que han tenido que sacrificar y pelear, para darlo a aquel/lla que aman en la noche de luna de miel.
  3. Enséñales a gestionar sus deseos desde una edad temprana. ¡Este principio comienza cuando son jóvenes! Piensa sobre como tus hijos lloran para que les des caramelos. Podemos enseñarles a gestionar este deseo diciéndoles que tienen que esperar hasta después de la cena para comer golosinas. Esto les entrena en la demora gratificante, para que cuando sean mayores ya hayan aprendido a cómo esperar por cosas. No siempre podemos tener lo que queremos cuando lo queremos, y todo niño necesita aprender esta lección desde una edad temprana. Esto les será de ayuda para gestionar su apetito sexual cuando sean mayores.
  4. No les castigues para que sean puros. No podemos crear algo positivo imponiendo un montón de cosas negativas. En otras palabras, no podemos motivar a nuestros hijas a que sean puros diciéndoles: ¡“No tengas sexo porque te vas a quedar embarazada”! En vez de esto, libera y da poder a tus hijos para que peleen por su pureza. Pinta un cuadro y dales una visión de la importancia de esperar para que estén motivados por un fuerte “sí” a algo hermoso, en vez de un “no” débil a la tentación que está motivada por temor. En vez de motivar por castigo y vergüenza, ayúdales a hacer un plan de batalla y siempre apóyales a mantenerlo. Y aquí está el truco –si fallan, Dios puede restaurar cualquier cosa, incluso la sexualidad de tu hijo.
  5. Crea un lugar seguro para ellos para que hablen de sexo. Ten conversaciones con tus hijos sobre sexo adecuadas para su edad a lo largo de sus vidas, para que no restrinjas la comunicación simplemente a “la charla”, sino sea una parte normal de la cultura de la familia. El principio de primera mención viene aquí. Dice que cuando escuchamos un tema por primera vez, se convierte en el fundamento por el que determinamos lo que creemos sobre ese tema. Todo el resto que nos digan sobre ello se pesa entonces en comparación con los valores principales de fundamento que hemos aprendido. En otras palabras, la primera vez que escuchamos un tema crea unos lentes que continuaremos llevando cada vez que miremos ese tema. Seamos la clase de padres que crean lentes y perspectivas a través de los que nuestros hijos ven el Sexo. Vamos a inculcar virtudes del reino en ellos hablándoles del valor que Dios tiene del sexo. Si te es difícil hablar a tus hijos de sexo, practica con tu esposa/o. Consigue sentirte cómodo con ello para que no proyectes incomodidad o vergüenza cuando de hecho empieces a tener estas conversaciones.

Sé que esto puede ser desafiante para algunos de los padres que están leyendo esto porque, probablemente, no crecieron en una cultura sexual saludable. Hoy quiero animarte a que rompas ese patrón y ¡empieces una nueva cultura con tu familia! Oro para que tengas sabiduría sobrenatural y seas equipado con armas de pureza y moralidad. Oro para que sepas cómo traer luz donde hay tinieblas y rompo la vergüenza sobre ti y tu casa en el nombre de Jesús. Libero gozo sobre ti y celebración sobre la sexualidad ¡para que lleves el corazón de Dios en este tema! Si sientes que necesitas ser equipado más en este tema te recomiendo que mires este link MoralRevolution.com, que está lleno de sabiduría que te capacitará para tener una perspectiva saludable sobre el sexo.
¿Cómo desarrollas una cultura sexual sana en tu familia?

Topics: Eventos actualesMatrimonioSin categorizar


¡

comments