September 14, 2016

Hace muchos años tuve un sueño poderoso y vívido que ayudará a aclarar la correcta aplicación de valores fundamentales a la verdad bíblica. En este sueño veía que palabras escritas empezaban a fluir en frente de mis ojos sobre algo como una cinta de teletipo que corría en una pantalla de televisión. Palabras como santo, verdad, poderoso, pacífico y piadoso cruzaban la pantalla de izquierda a derecha. Las palabras eran planas, unidimensionales, como palabras escritas a máquina en un pedazo de papel. Repentinamente, una voz fuerte retumbó desde la eternidad gritando: “Estoy dando A MI PUEBLO UN NUEVO SISTEMA OPERATIVO”.

Esta proclamación creó su propia imagen, un tipo PowerPoint viviente. La escena cambió y las palabras ahora estaban cayendo como lluvia a mi alrededor. Pero en esta ocasión, las palabras eran multidimensionales, como 3D, y estaban vivas. Algunas palabras eran más largas que otras. Era como si se mostraran diversos aspectos y perspectivas de cada palabra al verlas desde diferentes ángulos; como cuando ves a un carro por el frente, por detrás y por adentro.

Entré en la visión y comencé a respirar las palabras como si fueran oxígeno. Estaban fluyendo por dentro y por fuera de mí, formando así los atributos que contenía cada palabra. Por ejemplo: cuando respiraba la palabra paz, de repente me convertía en un hombre pacífico. Cuando inhalaba la palabra valentía se asimilaba en mi ser y se volvía parte de mi alma.

VIVAS Y LLENAS DE REVELACIÓN

Las palabras estaban vivas y llenas de revelación. Todo lo que sabía sobre cada palabra ahora parecía elemental, y era difícil capturar la esencia completa de su significado y el impacto de su verdadera realidaa. La revelación y las implicaciones de las palabras no radicaban tanto en su definición como en su experiencia.

Permíteme describirlo de esta forma: puedo definirte la palabra Corvette de forma intelectual, pero cuando te doy un paseo a 180 millas por hora, de repente la palabra Corvette tiene un significado completamente nuevo. Las definiciones originales no eran incorrectas, pero parecían casi irrelevantes ante la luz de la experiencia. En este sueño, cada palabra se convirtió en un vehículo que viajaba a la velocidad de la luz, iluminando realidades celestiales y desvaneciendo las sombras del entendimiento finito.

El Señor me dijo: “Estoy creando un nuevo sistema operativo que puede contener Mi revelación, para que los odres viejos se quiebren bajo el peso de Mi Reino. Los modos de pensar estancados en las estructuras religiosas deben dar lugar a un nuevo organismo viviente que pueda adoptar Mis sueños y empodere a Mi pueblo”.

 

Para más en la materia, puedes consultar mi libro Fashioned to Reign.

Topics: IdentidadSin categorizar


¡

comments