15 Atributos de la Humildad - Kris Vallotton

diciembre 21, 2015

La humildad no sólo es compatible con la grandeza; sino que es el proceso de la trascendencia. Lo vemos con claridad en la declaración de Jesús: “Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”(Mateo 23:12). De acuerdo con Cristo, la humildad es el camino para ser promovidos. Jesús no estaba criticando el deseo de grandeza; ¡estaba alentándonos al mostrarnos cómo alcanzarla! Espero que todos estemos de acuerdo que Jesús es el modelo de humildad, como lo es en todas las demás cosas. Si esto es cierto, entonces sólo tenemos que hacernos una simple pregunta: ¿Qué ocurrió cuando Jesús se humilló a sí mismo? Pablo nos dice:

[Jesús] se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres… Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús SE DOBLE TODA RODILLA de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. (Filipenses 2: 7, 9-11, énfasis añadido)

Sólo en caso de que te lo preguntes, ser exaltado significa ser puesto en lo alto. ¡En el Reino la humildad se diseñó para hacernos avanzar! Sin embargo, a menudo en la Iglesia hemos enfatizado el proceso, menospreciando la promesa, lo que a su vez crea frustración y confusión. Debemos eliminar esta contradicción de nuestros valores fundamentales y empezar a que aquellos que se someten al proceso que Jesús modeló reciban la recompensa prometida. Dejo aquí 15 verdaderos atributos de la humildad que deben permanecer en nuestras vidas de conforme Dios nos exalta:

  1. Debemos permanecer enseñables.
  2. Tenemos que ser influenciables.
  3. Tenemos que permitir la corrección sin defendernos.
  4. Debemos alegrarnos cuando se celebra a otros.
  5. No hay trabajo demasiado pequeño para nosotros.
  6. No siempre tenemos que estar en lo correcto.
  7. Que sea natural en nosotros buscar el consejo de los demás.
  8. Realmente orar, y no solo decirlo.
  9. Debemos admitir libremente nuestros defectos, errores y fracasos.
  10. Tenemos que vivir para ayudar a otros a tener éxito.
  11. No podemos estar ofendiéndonos fácilmente.
  12. Tenemos que tener una actitud de agradecimiento.
  13. Debemos rechazar vivir con sintiendo que lo merecemos todo, y pensando que alguien nos debe algo.
  14. Tenemos que ser rápidos para perdonar y no guardar rencores.
  15. Tenemos que tener confianza en lo que somos, y contentos con lo que no somos.

¿Cuál de los atributos anteriores es el más difícil para ti?

Dímelo en los comentarios a continuación.

Topics: IdentidadInspiraciónLiderazgoSin categorizar


¡

comments