15 CLAVES PARA LA GRANDEZA - Kris Vallotton

julio 23, 2018

 

EL SÍNDROME DE ALTA EXPOSICIÓN

 

Estaba en Australia en una tarde calurosa predicando a un grupo de 200 líderes aproximadamente. ¿El tema? Cómo nosotros, como humanos, podemos ser grandes. No estoy muy familiarizado con el pasado de Australia, así que pregunté a la multitud, “¿Quiénes son los héroes en su nación?” Nadie respondió. Insistí, “Ustedes saben, los Estados Unidos tienen a Abraham Lincoln. Inglaterra tiene a Winston Churchill. ¿Qué tal en Australia?” Y todavía había un silencio incómodo que llenaba la sala. Sentí como si hubiera metido mi pie en mi boca, algo que suelo hacer, siendo honesto, pero ¡no podía entender por qué! El pastor líder en la primera fila finalmente rompió la tensión y se inclinó hacia adelante. “Kris,” dijo en un susurro, “Es culturalmente tabú ser un héroe en nuestra nación. No hablamos de ser grandes aquí.” Me sorprendió escuchar esto, y después su equipo me explicó lo que ellos llaman “El Síndrome De Alta Exposición”. Esta es una dinámica social en la que el que adquiere grandeza o crece sobre la multitud es cortado por las masas. Al pensar sobre esto, me doy cuenta de que este Síndrome no solo prevalece en Australia, sino también en muchas iglesias hoy. Muchos círculos Cristianos están enseñando a la gente a ser buenos sin empoderarlos a romper el molde y ser grandes.

 

LA SUCIA LETRA “R”

 

La humildad y la grandeza caminan mano a mano. Eso es correcto, la verdadera humildad está completamente conectada con ser recompensado. Muchos de nosotros conocemos lo que dice Mateo 23:12: “”El que se enaltece será humillado; Y el que se humilla será exaltado “. ¡La humildad es el camino mismo hacia la promoción! Sin embargo, por alguna razón, la cultura en la iglesia ha construido vergüenza alrededor del concepto de recompensa. Se ha vuelto una palabra sucia. En la mente de mucha gente, la meta de ser recompensado, ser exitoso o incluso glorioso, es una meta que debería ser removida de nuestros corazones por miedo de volvernos independientes y orgullosos. Pero incluso Jesús logró la grandeza en aras de la recompensa: “Por el gozo que se le había presentado soportó la cruz” (Hebreos 12:12). ¿Cómo hemos llegado a ser una iglesia tan contradictoria con lo que está claramente expuesto en la Escritura?.

 

 

15 LLAVES PARA PERMANECER HUMILDE

 

Jesús realmente nos anima a la grandeza mostrándonos cómo lograrlo: humillándonos a nosotros mismos. Entonces, ¿cómo vivimos sin la tensión de ser recompensados mientras permanecemos humildes? Aquí hay 15 atributos de humildad que debemos sostener cuando Dios nos exalta:

 

  1. Debemos estar dispuestos a ser enseñados.
  2. Tenemos que ser influenciables.
  3. Tenemos que ser capaces de recibir la corrección sin defendernos.
  4. Debemos alegrarnos cuando otros son celebrados.
  5. Ningún trabajo puede ser demasiado pequeño para nosotros.
  6. No tenemos que tener siempre razón.
  7. Naturalmente, debemos buscar el consejo de los demás.
  8. Realmente oramos y no solo hablamos de ello.
  9. Debemos admitir libremente nuestros defectos, errores y fracasos.
  10. No podemos ser fácilmente ofendidos
  11. Tenemos que tener una actitud de agradecimiento.
  12. Debemos negarnos a vivir con un sentido de merecimiento, pensando que alguien nos debe algo.
  13. Tenemos que ser rápidos para perdonar y no guardar rencores.
  14. Tenemos que confiar en quiénes somos y estar contentos con quiénes no somos

Quiero animarte a tomar un minuto e invitar al Espíritu Santo a que escudriñe tu corazón. Si hay algo en esta lista que te deja un espacio para mejorar, Él te enseñará y te guiará hacia Él. También pregúntate si estás de acuerdo con la grandeza que Dios tiene para ti. ¿Puedes recibir de Él sin vergüenza? Si ves la grandeza en otros, ¿los derribas rápidamente o puedes celebrar las maneras en que Dios los está usando? Hazme saber lo que estás pensando en las secciones de comentarios de abajo.

Topics: InspiraciónLiderazgoSin categorizar


¡

comments