EL CAMINO A SER PROMOVIDOS - Kris Vallotton

junio 6, 2016

Conforme he envejecido, he tenido la creciente revelación de una gran falta de valor por nuestros mayores en nuestra cultura, lo que ha resultado en una gran obsesión por parte de todos tratando de lucir más jóvenes. Sin embargo hay un secreto; el temor arraigado sobre las personas mayores de ser arrojadas fuera del alma de nuestras comunidades siendo relegados a las sombras de la sociedad.

Los límites hasta los que van nuestros ancianos para disfrazarse a sí mismos como jóvenes, destacan el temor que tienen de ser enviados a la tierra de las sombras – el solitario lugar sin propósito, donde los mayores esperan hasta morir.

SOCIEDAD DISFUNCIONAL

Esto ha llevado a numerosas disfunciones y quebrantamiento en nuestras comunidades que afectan cada parte de nuestra sociedad, desde la familia hasta el área del trabajo. La sucesión y la herencia, comúnmente, han sido reemplazadas por el derecho donde los jóvenes dan vueltas como aves de rapiña, esperando para disfrutar de los logros del trabajo de otra persona.

Claro, que apoderar (empoderar) a la siguiente generación y dejar una herencia a nuestros hijos no sólo es Bíblico, es noble. Pero hay una línea muy delgada entre herencia y derecho. Esa línea se traspasa cuando la ambición no está cubierta en la humildad y el honor. Como el hijo pródigo que demandó su herencia por la que él ni había trabajado, y ni la merecía, hay una generación creciente que se siente con derecho, impaciente y malagradecida.

¿Cuál es la solución?

LOS MAYORES DEBEN:

  1. Tener una mentalidad de legado, en la cual ellos tienen una visión por los hijos de los hijos de sus hijos – una generación que nunca verán.
  2. Ser generosos y compartirse a sí mismos con la generación que los está siguiendo.
  3. Ser ellos mismos y abrazar la belleza, experiencia, sabiduría y perseverancia que es ganada con la edad.
  4. Encontrar y verter conocimientos sobre gente joven hambrienta, humilde y con deseos de aprender.
  5. Demostrar la ventaja superior de carácter, que sólo puede ser forjada a través de los años de prueba y fidelidad.
  6. Aprender a valorar una generación que piensa diferente y no le gusta la misma música.
  7. Superar sus inseguridades y resistir la tentación de controlar a la gente que han sido llamados a apoderar.

LA GENERACIÓN MÁS JOVEN DEBE:

  1. Honrar y valorar a los mayores aprendiendo a entender los beneficios y la belleza de la longevidad y perseverancia.
  2. Templar su ambición con humildad y paciencia.
  3. Resistir la tentación de promoverse a sí mismos o de demandar una posición o posesión.
  4. Recordarse a sí mismos que la herencia es un privilegio, no un derecho; por lo cual, ésta es algo que no se demanda.
  5. Recordar que toda la gente mayor alguna vez fue joven, así que tienen una buena idea de lo que es tener tu edad. Por otro lado, ninguna persona joven ha sido vieja, así que depende de ti el escuchar con tu corazón a la gente que está en un lugar en la vida en la que nunca has estado.
  6. Ser agradecidos por CUALQUIER beneficio que han recibido de la gente mayor, y cultivarlo con alegría.
  7. Ayudar a que los sueños y deseos de las personas mayores se vean realizados. La promoción siempre se predica por medio del servicio.

Estos son los caminos de la nobleza – este es el camino de la realeza hacia la promoción.

Topics: Eventos actualesSin categorizar


¡

comments