¿EL GOZO SIEMPRE ES DIVERSIÓN? - Kris Vallotton

diciembre 26, 2016

 

MI ESPOSA, NUESTRO FARO

En los años 80 Kathy y yo éramos dueños de una tienda de piezas de automóviles, y nosotros (seamos honestos, generalmente yo) decidimos expandir nuestro negocio. Mi decisión tuvo un efecto negativo en el flujo económico al punto de que apenas teníamos dinero para alimentar a nuestra familia. Nuestros tres hijos eran jóvenes en ese tiempo, así que Kathy acondicionó su escritorio en nuestra casa e hicimos toda la contabilidad y supervisión financiera, mientras cuidábamos de nuestros niños pequeños de manera simultánea.

Una noche llegué a nuestra pequeña casa y me desconcertó ver que las luces de afuera estuvieran apagadas. Al principio pensé que mi familia se había ido, hasta que vi el coche de Kathy cubierto de nieve en la calle. Mi corazón empezó a palpitar rápidamente mientras temeroso e inquietado giraba la perilla y abría la puerta delantera. Cuando abrí la puerta, vi nuestra estufa de leña al rojo vivo con fuego que tronaba. El resto de mi casa estaba completamente oscura, a excepción de dos linternas que débilmente iluminaban nuestra sala justo enfrente de mí. Nuestros muebles estaban empujados hacia las paredes y había tres tiendas de campaña hechas con cobijas que ocupaban la sala. Con mi corazón aún latiendo frenéticamente, grité: “¿Hay alguien en casa?” De repente, tres personas pequeñitas con sus cabezas atoradas (atascadas) en las tiendas de campaña gritaron: “¡Hola, papá!” Sorprendido, pregunté qué estaban haciendo. “¡Estamos acampando!” gritaron, riendo al unísono.

Justo cuando Kathy se apresuró hacia la sala, parecía alarmada. La seguí afuera, cuestionándola mientras caminábamos. Un segundo después miraba el panel eléctrico de afuera de nuestra casa. “Voy a encender las luces” dijo nerviosa. ¡Le exigí saber qué estaba haciendo! “Estoy haciendo lo que puedo para ayudar a nuestra familia durante este tiempo” me respondió, tratando de no hacerme sentir mal. Kathy sabía el presupuesto de la electricidad y durante el día ella apagaba el interruptor principal para estar dentro del presupuesto, y después ella prendía el interruptor nuevamente antes de que llegara a casa para que yo no viviera en una casa oscura.

Nuestros hijos no estaban enojados por no tener dinero, porque su mamá hizo de nuestro desafío un juego. No sólo hizo que nuestros hijos supieran ser ingeniosos, sino que su madre les enseñó a cómo encontrar gozo en situaciones difíciles, a cómo encontrar una actitud positiva en todo tiempo, y a cómo trabajar duro por las cosas que queremos.

LA RUEDA DEL ALFARERO O PERFECCIÓN

La actitud de Kathy es extraña para la mayoría de nosotros hoy en día. La sociedad busca una vida sin problemas, una píldora mágica, un matrimonio eufórico, y un estado de éxtasis continuo. Mucha gente ha soñado con un mundo perfecto, donde la gente perfecta vive una vida perfecta. Pero la verdad es que entre la promesa de tu destino y el palacio de tus sueños está el proceso de la rueda del alfarero. Es en esta rueda donde eres preparado para tu destino y formado para tu futuro.

En ocasiones, la gente se equivoca al encontrar diversión en lugar de encontrar gozo en las circunstancias. Muchos gastan sus fortunas tratando de tener diversión, esperando que el placer les dé un sentir de llenura. Puede ser porque ocasionalmente enseñamos sobre el gozo y la diversión como si fueran sinónimos. ¡Nada puede distar más de la verdad! Una vida guiada por el Espíritu no siempre es divertida, pero siempre está llena de gozo.

Tampoco estoy diciendo que necesitamos ser optimistas en lugar de pesimistas, sino que necesitamos ser creyentes. Tanto los optimistas como los creyentes manifiestan actitudes positivas, pero por razones muy diferentes. El optimista ve el vaso medio lleno, pero el creyente sabe que no es el nivel de agua en el vaso lo que importa sino el hecho de que esté llenándose o vaciándose. Cuando caminas por fe, es como encontrar un pozo con recursos ilimitados. Creer en Jesús no es una actitud mental pre condicionada sobre las circunstancias de la vida, sino saber que ¡tus condiciones temporales están sujetas a Su poder sobrenatural!

Así que, ¿dónde estás poniendo tu fe? ¿Acaso hay situaciones en tu vida que podrían ser inyectadas con gozo? Quiero invitarte a que descanses en la rueda del alfarero, ¡sabiendo que el poder de Dios y sus recursos son ilimitados! Toma esa situación, invita al Espíritu Santo a que te hable sobre Su perspectiva al respecto y, ¡haz uso de los recursos infinitos que Él tiene para ti! Y como siempre, me encantaría escuchar tus pensamientos en los comentarios de abajo. También quisiera compartir la descarga de “Nine Keys to Breaking Negative Ecosystems in Your Life” de mi nuevo libro “Destined to Win”. Únete a mi lista de correos para obtener esta descarga gratis y otras noticias sobre este blog.

Topics: IdentidadLiderazgoSin categorizar


¡

comments