LA CULTURA DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO EN BETHEL - Kris Vallotton

abril 15, 2016

Muchas cosas se han escrito acerca de Bethel Church y del movimiento del que hemos tenido el privilegio de ser parte por más de tres décadas. La mayor parte de lo que se ha dicho es positivo. Sin embargo, un pequeño, pero influyente grupo de gente ha estado divulgando reportes negativos acerca de nosotros. Estos reportes a menudo incluyen adjetivos como “controversial”, “desequilibrado”, o incluso nos han descrito como una “secta”.

Siendo franco, puedo entender por qué ciertos líderes religiosos o incrédulos nos ven desde esas perspectivas. Sin duda que hemos tenido nuestra parte de errores, tanto el equipo de liderazgo como los que nos siguen. Y el gran aprecio que tenemos por la libertad y el riesgo ha creado una especie de cultura de “investigación y desarrollo”  (IyD) donde se anima a la gente a correr riesgos. Pienso que esto surge del hecho de que nos vemos mucho más como pioneros que como colonos. Por tanto celebramos la creatividad, la revelación, la invención y la innovación por encima de la comodidad, la seguridad y la tranquilidad.

Una cultura de Investigación y Desarrollo

Esta cultura de IyD (Investigación y Desarrollo) ha atraído a algunas de los individuos más maravillosos y extraordinarios de la Tierra. Por supuesto que también hemos logrado atraer gente extraña y descompuesta. Es importante aquí recordar que en la Biblia se menciona gente realmente rara y descompuesta a quienes Dios usó poderosamente. Tipos únicos como Juan el Bautista, Ezequiel y Oseas vienen a la mente, así como otros hechos un desastre como Rahab y Sansón. Bethel ha escogido ser una familia, y y como tal hacemos lo mejor para amar a la gente dondequiera que se encuentren en la vida, sin menoscabo de su carácter, su doctrina, su preferencia política o persuasión filosófica.

En mucho, como nuestras fa,milias naturales (a quienes no escogemos), Dios a menudo asigna personas para ser parte de nuestra familia espiritual quienes, como Jacob, caminan cojeando, y sin embargo merecen ser amadas. Trabajamos duro en tratar de entender a esta gente, aunque a veces no concordamos con sus perspectivas.

Malosentendidos

Estos factores se han combinado para formar uno de las más extraordinarias experiencias en nuestra historia, y ya ha inspirado muchos retos. He rastreado la mayoría de estos retos hasta algunos temas en común. Uno de estos temas es el malentendido que está enraizado en la forma en que varias personas que aplican nuestras enseñanzas. Como cualquier movimiento, sea espiritual, político o lo que sea, la gente a menudo toma lo que dices y practicas de maneras que ni siquiera las imaginaste. A veces las cosas que la gente hace en nombre de algo que enseñamos es chistoso, mientras que otras veces es definitivamente tonto. Me estremece cuando esta gente mal informada nos señala como el catalizador de sus locuras.

Otro problema mayor en nuestro movimiento surge cuando hay gente inocente saca de contexto lo que decimos. Esto me ha sucedido, personalmente, en más ocasiones de las que puedo contar. Muchas veces alguien me cita en Facebook o sube a YouTube  un vídeo de tres minutos sacado de un mensaje de una hora que compartí. Es bastante difícil decirle a la gente que no dijiste eso, pero como en cualquier conversación, el contexto a menudo dicta la definición.

Torciendo la verdad

Por otro lado, siempre hay gente maliciosa que se esfuerza en engañar a las masas ignorando intencionalmente el contexto de nuestra enseñanza para torcer algún punto. Realmente no entiendo cómo esa gente puede estar e paz consigo misma cuando intencionalmente tuercen algo que enseñamos para desfigurar nuestro carácter, o socavar nuestro ministerio. Hay gente que está tan convencida de que somos una secta que están dispuestos a sacrificar su propia integridad “para evitar que la gente se descarríe”. Por ejemplo, hemos tenido personas que escriben artículos negativos acerca de nuestros libros -que nunca los han leído-, escriben blogs sobre nuestras fuentes de ingresos o de cómo gastamos nuestro dinero, que NO tienen ni sombra de verdad. Estar en desacuerdo con alguien es una cosa, pero mentir para tratar de demostrar algo está definitivamente mal.

Realmente creemos que es importante dar a la gente la libertad de disentir con lo que enseñamos o practicamos sin sentir que están siendo desleales o deshonrando. Estamos convencidos de ciertos puntos que son incluso contrarios a lo que algunos buenos amigos nuestros creen. Pero no queremos estar en lo correcto a expensas de estar unidos. Si Jesús solamente tuviera relaciones con la gente que estuviera doctrinalmente perfecta… bueno, yo sería el único con quien Él se llevaría bien (jajaja… es una broma).

Si quieres soscribirte a mi carta de noticias, regístrate aquí https://krisvallotton.com/

¿Has estado expuesto a una cultura IyD? Déjame tus comentarios en el espacio abajo.

Topics: Leadership

Topics: LiderazgoSin categorizar


¡

comments