LA GRACIA NO ES LA AUSENCIA DE TRABAJO - Kris Vallotton

octubre 28, 2015

¡La gracia no es la ausencia del trabajo! De hecho, la gracia nos da la fuerza, energía y habilidad para trabajar en un nivel superior. El apóstol Pablo escribió: “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.” (Efesios 2:10)

 

Jesús dijo que el trabajo es el catalizador para transformar una ciudad. Dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16)

 

Esto es lo que dijo Salomón acerca de la gente perezosa:
“El que es negligente en su trabajo confraterniza con el que es destructivo.” (Proverbios 18:9)

 

“La pereza conduce al sueño profundo; el holgazán pasará hambre.” (Proverbios 19:15)

 

De hecho, la Biblia nos advierte acerca de los “creyentes” perezosos que se rehúsan a trabajar por sus familias. Dice: “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.” (1 Timoteo 5:8)

 

Finalmente, nuestro Señor compartió la perspectiva del Reino acerca del trabajo cuando habló de la parábola de los talentos. Aquí están sus comentarios acerca del perezoso, el que tenía menos talentos:

“Después llegó el que había recibido sólo mil monedas. “Señor —explicó—, yo sabía que usted es un hombre duro, que cosecha donde no ha sembrado y recoge donde no ha esparcido. Así que tuve miedo, y fui y escondí su dinero en la tierra. Mire, aquí tiene lo que es suyo.” Pero su señor le contestó: “¡Siervo malo y perezoso! ¿Así que sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido? Pues debías haber depositado mi dinero en el banco, para que a mi regreso lo hubiera recibido con intereses. Quítenle las mil monedas y dénselas al que tiene las diez mil.”

(Mateo 25:24-28)

Ahora, ¡pónganse a trabajar!

Topics: IdentidadSin categorizar


¡

comments